• May 14, 2022

Arremeten contra los padres de un niño de 6 años por permitir que su hijo corra un maratón completo en EE.UU.

Arremeten contra los padres de un niño de 6 años por permitir que su hijo corra un maratón completo en EE.UU.

Ben y Kami Crawford, una familia del estado de Ohio (EE.UU.), recibió una visita inesperada de los servicios de protección infantil tras ser criticada en redes sociales por permitir que su hijo menor corriera un maratón completo.

Los Crawford llegaron a los titulares después de que permitieron que sus hijos, incluido su hijo Rainier, de seis años, participaran en el Flying Pig Marathon que se disputó en la ciudad de Cincinnati.

El pequeño y sus padres recorrieron en 8 horas y 35 minutos unos 42 kilómetros durante el evento del pasado 1 de mayo. Semanas atrás, en el canal de YouTube de la familia, ‘Fight for Together’, también habían publicado videos de los intensos entrenamientos del niño.

En vista de eso, usuarios en redes sociales arremetieron contra los padres y algunos incluso llegaron a acusar a los Crawford de abuso infantil.

“De lo que realmente nos acusaron fue de arrastrar a Rainier, de empujarlo físicamente en el recorrido del maratón después de la milla 13 [el kilómetro 21] y cruzar la línea de meta”, dijo Ben Crawford respecto a las acusaciones. “Si han visto nuestra foto de la línea de meta, todos nos tomamos de la mano durante los últimos kilómetros”, agregó.

“Parte del entrenamiento fue duro, a veces me caía, pero a veces […] era normal”, dijo por su parte el niño a Good Morning America.

 

Mientras tanto, deportistas profesionales también mostraron su descontento con el actuar de la familia. Lee Troop, un atleta olímpico australiano que participó en los Juegos de Sydney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008, expresó: “Los organizadores de la carrera permiten que un niño de 6 años corra una maratón. Un niño que se detiene cada tres minutos […], llorando y angustiado emocionalmente. Los padres lo sobornan para que termine y obtendrá Pringles. Y los padres no ven ningún problema en permitir que esto suceda”.

En todo caso, los funcionarios de servicios sociales no han tomado ninguna decisión sobre las acusaciones y el niño sigue bajo la tutela de sus padres.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *