• April 26, 2022

Cayey es subvencionada para investigar cómo las comunidades de Puerto Rico responden a los desastres naturales

Cayey es subvencionada para investigar cómo las comunidades de Puerto Rico responden a los desastres naturales

La Universidad de Puerto Rico en Cayey, por medio de su Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias (III), anunció hoy que fue recipiente de una subvención de $225,000 para el desarrollo del proyecto Cuidado colectivo: Respuestas a los desastres naturales y humanos en Puerto Rico, también conocido como Collective Care. La iniciativa es un proyecto participativo de recopilación y narración de historias que explora cómo las comunidades responden a los desastres naturales recientes en Puerto Rico, transformándose en agentes activos que dan forma a su propia historia.

 

La subvención conocida como ACLS Sustaining Public Engagement Grant es otorgada por el Consejo Estadounidense de Sociedades Académicas (ACLS, por sus siglas en inglés). Esto, como parte de un programa de financiamiento receptivo de $3.5 millones, que fue posible gracias a la iniciativa Sustaining the Humanities a través del American Rescue Plan (SHARP) de National Endowment for the Humanities (NEH).

 

El proyecto reúne a investigadores, estudiantes, miembros de la comunidad y organizaciones comunitarias para registrar historias orales y desarrollar colecciones en la Universidad de Puerto Rico en Cayey, el Museo Nacional de Historia Americana y en espacios comunitarios.

 

El equipo principal del proyecto está conformado por la Dra. Rosa E. Ficek, investigadora adjunta del Instituto de Investigaciones Interdisciplinarias del Recinto de Cayey; Dra. Patricia Noboa Ortega, Catedrática Asociada del Departamento de Ciencias Sociales de la UPR en Cayey; y la Lcda. Belinés Ramos [título].

 

La UPR-Cayey, es una de los 24 instituciones académicas seleccionadas, que representan programas públicos sobresalientes basados en una variedad de instituciones públicas y privadas de 18 estados y Puerto Rico.

 

“Para la UPR Cayey, la otorgación de esta subvención es motivo de orgullo, ya que demuestra el compromiso continuo de nuestra facultad para y con la creación de conocimiento que trasciende la academia, con el fin de contribuir a la solución a problemas apremiantes que enfrenta nuestra sociedad hoy en día”, expresó la doctora Glorivee Rosario Pérez, rectora de la UPR en Cayey.

 

De acuerdo con los datos documentados a lo largo del proyecto investigativo, la licenciada Belinés Ramos explicó que, “para enfrentar años de crisis, abandono y violencia económica, las comunidades han mantenido una lucha constante para exigir que se reconozcan, se validen y se atiendan sus necesidades. Continúan organizando esfuerzos autogestionados, creando redes de apoyo y construyendo un sentido de comunidad que les permite el trabajo dirigido a la búsqueda de soluciones alternas”.

 

“El desarrollo de proyectos comunitarios como un acueducto y un dique. Así como la asistencia a cumbres comunitarias en representación de la comunidad o la organización de eventos culturales, ventas y creación de espacios de disfrute, han sido espacios para promover la autogestión y el cuidado colectivo”, relató la investigadora.

 

La licenciada Ramos enfatizó en la importancia de la escucha activa, la socialización del conocimiento, las redes de apoyo y la acción concertada como la clave para el fortalecimiento de estas comunidades históricamente abandonadas. “Con este proyecto, pretendemos que sean estxs actorxs activxs quienes compartan sus experiencias en un proceso de recuperación desde abajo y en comunidad”, puntualizó Ramos.

 

“El huracán María y la pandemia han demostrado que las comunidades vulnerables ya poseen importantes conocimientos, herramientas y estrategias para mejor enfrentar los desastres del presente y en el futuro. Esta subvención nos permitirá multiplicar y fortalecer espacios para cultivar y compartir estos conocimientos en Cayey, con la Clínica Legal Psicológica y con Ciencia Puerto Rico. Agradezco a nuestros colaboradores por la oportunidad de co-crear proyectos de narración que exploran soluciones comunitarias a los problemas que presentan el cambio climático y la crisis económica, desde las especificidades de la cultura e historia puertorriqueña”, expuso la investigadora Rosa E. Ficek.

 

De su parte, la Dra. Patricia Noboa Ortega manifestó que, en la “Clínica”, como le llaman a la Clínica Legal Psicológica, durante estos pasados cuatro años de acompañamiento a las comunidades, han podido documentar barreras estructurales que han enfrentado luego de desastres socioambientales, y cómo esas dificultades han afectado, aún más, la salud de sus residentes.

 

“Haciendo eco de las palabras de una de las lideresas: “este barrio existía antes de María y lo que hizo María, fue sacarnos a la luz”, precisamente eso es parte de lo que la Clínica ha trabajado, la documentación y visibilización de ese contexto de abandono, de discrimen, de aislamiento, de marginalidad, de acciones e inacciones gubernamentales que hacen a las comunidades más a riesgos a los desastres socioambientales. Bajo esas circunstancias también hemos visto la potencia, la fuerza y la sabiduría de los y las residentes, autogestionando proyectos que atienden sus necesidades; embrean calles, instalan servicio de energía eléctrica, arreglan las tuberías para acceder al agua limpia, o limpian los caños para evitar inundaciones”, narró la investigadora.

 

La doctora Noboa Ortega adelantó que, “gracias a esta subvención, podremos generar un podcast en el que participarán líderes, lideresas, expertos y expertas en temas sobre cambio climático, métodos de tenencia colectiva de la tierra, planificación urbana, colonialismo y salud pública. Idealmente, podremos desde estos ejes construir alternativas en colectivo”.

 

Las subvenciones para el mantenimiento de la participación pública de la ACLS respaldan los programas de humanidades públicos basados en facultades y universidades acreditadas de los Estados Unidos que han experimentado reducciones de personal relacionadas con las condiciones de la pandemia, contratiempos en la programación y/o pérdida de capacidad institucional para el trabajo de participación pública.

 

Los programas premiados han demostrado un profundo compromiso con la creación conjunta de conocimiento con diversas comunidades fuera de la academia y enfoques prometedores para abordar los problemas más apremiantes que enfrenta nuestra sociedad hoy en día.

 

“El Fondo Nacional para las Humanidades agradece al Consejo Estadounidense de Sociedades Científicas por administrar los fondos del Plan de Rescate Estadounidense para acelerar la recuperación económica dentro del sector de la educación superior”, dijo la presidenta de NEH, Shelly C. Lowe (Navajo).

 

Según Joy Connolly, presidenta de ACLS, “ACLS se enorgullece de apoyar estos ejemplos sobresalientes de becas centradas en la comunidad y comprometidas públicamente. El compromiso directo con las comunidades más allá de los muros de la academia es esencial para la creación continua de conocimiento para el bien público. Al mismo tiempo, estos programas ayudarán a expandir nuestras definiciones de erudición humanística y a contribuir a soluciones para un futuro mejor para todos”.

 

La Ley del Plan de Rescate Estadounidense de 2021 asignó fondos complementarios al NEH para brindar ayuda de emergencia a organizaciones culturales e instituciones educativas y organizaciones que trabajan en las humanidades que se han visto afectadas negativamente por la pandemia de coronavirus. La Ley reconoce que el sector de las humanidades es un componente esencial de la vida económica y cívica en los Estados Unidos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *