• June 13, 2022

“Cuidemos juntos de nuestros océanos”, piden los coanfitriones de la Conferencia sobre los Océanos

“Cuidemos juntos de nuestros océanos”, piden los coanfitriones de la Conferencia sobre los Océanos

El Día Mundial de los Océanos, que se celebramos el pasado 8 de junio, nos recuerda el esencial papel que desempeñan estas masas de agua en nuestra vida cotidiana. El tema de este año se dedicó a su revitalización y a cómo entre todos por actuar en su favor, poniendo de relieve la importancia de trabajar conjuntamente y tomar medidas para salvar nuestros mares.

Precisamente, a finales de junio, los líderes mundiales, los jóvenes, los empresarios y la sociedad civil se reunirán en Lisboa (Portugal) para celebrar la segunda Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos, con el fin de movilizar la actuación internacional y poner en marcha soluciones basadas en la ciencia.

El evento, copatrocinado por Portugal y Kenya, servirá de plataforma para abordar eficazmente los retos a los que se enfrenta el océano.

La embajadora Ana Paula Zacarias, representante permanente de Portugal ante las Naciones Unidas, y su cólega de Kenya, el embajador Martin Kimani, comparten su pasión por el océano y la misión de garantizar su conservación y uso sostenible, incluidos los recursos marinos.

Antes de viajar a Portugal para la Conferencia, ambos han charlado con Noticias ONU en Nueva York, sobre lo que el evento significa para sus países y para todo el mundo.

Noticias ONU: ¿Qué representa la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos tanto para Kenya como para Portugal? ¿Cuáles son las principales expectativas al respecto?

Ana Paula Zacarias: Esta es una conferencia fundamental para Portugal. El océano está sobradamente vinculado con nuestra historia, con nuestra cultura, con nuestro paisaje físico, con nuestra economía. También hay una conexión con nuestro compromiso de reforzar el multilateralismo y avanzar en la Agenda de los Océanos, así como en las cuestiones relativas al cambio climático.

Esperamos contar con unos 12.000 participantes de todo el mundo. Ya hemos recibido la confirmación de 15 jefes de Estado y de Gobierno, así como de muchas organizaciones no gubernamentales, participantes de la sociedad civil, personas del mundo académico, de organizaciones juveniles y de comunidades locales. Incluso algunas celebridades: el enviado especial de Estados Unidos para el clima John Kerry, y el famoso Aquaman, el actor y ecologista Jason Momoa, estarán en Lisboa, lo que es especialmente importante para dar potenciar la voz de los jóvenes.

Martin Kimani: La Conferencia representa, de hecho, una gran oportunidad y una gran responsabilidad. Una oportunidad para el desarrollo económico sostenible, la mejora de la seguridad alimentaria y el empleo para los jóvenes de todo el mundo. Una responsabilidad porque debemos garantizar la protección de los océanos contra la contaminación y los efectos del cambio climático. Como coanfitriones, Kenya y Portugal quieren que de la conferencia surja una agenda mundial firme y positiva.

Cada vez hay más consenso en que debemos revertir el deterioro de la salud de los océanos y alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14. Para ello, Kenya y Portugal, junto con las Naciones Unidas, han creado un escenario donde tomar decisiones que supongan una mayor actuación sobre los océanos basada en la ciencia y la innovación.

Constructores de barcos en la costa sur de Haití.

© Unsplash/Caleb George
Constructores de barcos en la costa sur de Haití.

Noticias ONU: Los océanos son proveedores: la población costera de las zonas rurales de Kenya se dedica principalmente a la pesca y la agricultura para su sustento; Portugal, con su extensa costa, también tiene una relación sólida y fructífera con el océano. ¿Cómo podemos garantizar la protección de las comunidades costeras y sus medios de subsistencia?

Martin Kimani: El litoral de Kenya está dotado de ricos recursos naturales entre los que se incluyen manglares, arrecifes de coral, bosques terrestres, playas de arena y praderas marinas. Estos generan una gran biodiversidad y aguas productivas que, a su vez, sostienen las economías y los medios de subsistencia.

Trabajando en estrecha colaboración con las comunidades costeras, el Gobierno ha dado prioridad a la mejora del bienestar de las comunidades costeras en términos de oportunidades económicas y protección social, asegurando la resiliencia a los desastres naturales y a los efectos del cambio climático, reduciendo el riesgo de sobreexplotación y los métodos arriesgados de uso de los recursos marinos.

Por ejemplo, el proyecto Mikoko Pamoja, que significa “manglares juntos” en kiswahili, es un proyecto comunitario de créditos de carbono azul* en el condado de Kwale, en la costa sur de Kenya. Con el respaldo técnico del Instituto de Investigación Marina y Pesquera de Kenya y otros socios, las comunidades costeras trabajan para replantar, gestionar y restaurar los manglares degradados, que han demostrado combatir el cambio climático mediante la captura y el almacenamiento de carbono.

Mikoko Pamoja comercia con créditos de carbono de los manglares desde 2013. Los ingresos generados se utilizan para apoyar proyectos comunitarios de agua y saneamiento, educación y conservación del medio ambiente.

En términos reales, esto significa que la población local ha sido empoderada para tomar decisiones democráticas de gasto e inversión, como la compra de nuevos libros de texto, muebles y la provisión de puntos de agua. Al menos el 73% de los seis mil habitantes de las aldeas de Gazi y Makongeni dependen de los puntos de agua proporcionados por este proyecto.

Además, este innovador proyecto de compensación de carbono se está reproduciendo y ampliando en los manglares vecinos de Vanga, en el condado de Kwale, y en otras zonas de manglares de África.

Ana Paula Zacarías: Ese proyecto pone de manifiesto una cuestión central de esta Conferencia. Tenemos que mostrar, y demostrar con datos, que hay un vínculo entre los océanos y el clima, sobre todo porque ambos elementos son cruciales para lo que queremos conseguir con las comunidades locales, que a menudo se sienten amenazadas por la situación combinada del cambio climático y la elevación del nivel del mar. Su participación en la búsqueda de soluciones es fundamental.

Y esas soluciones deben ser sostenibles y deben tener en cuenta sus medios de subsistencia. Debemos establecer un diálogo sólido con las partes interesadas, pero también con los gobiernos locales y regionales, porque ellos también tienen algo que decir sobre lo que podemos hacer. Por eso estamos organizando un evento especial durante la conferencia. Ese evento, Acción local para el océano: gobiernos locales y regionales, se centra en cómo podemos interactuar con las comunidades locales, poner sus conocimientos sobre la mesa de debate y tratar con ellas cuestiones como formas de ser más sostenibles, tener una pesca más sostenible y un turismo costero más sustentable.

Los ecosistemas costeros y marinos proporcionan alimentos, medios de vida y protección costera a más de mil millones de personas en todo el mundo.

UNCTAD
Los ecosistemas costeros y marinos proporcionan alimentos, medios de vida y protección costera a más de mil millones de personas en todo el mundo.

Noticias ONU: ¿Qué están haciendo sus países para encaminarse hacia una economía azul? ¿Y cómo contribuirá la Conferencia a ese objetivo?

Ana Paula Zacarías: Los océanos son fundamentales para la vida en la Tierra, son proveedores de alimentos, pero también forman parte de otras facetas importantes de nuestra vida. Podemos usar los océanos para nuestro disfrute, para el turismo, para el deporte, para el transporte marítimo, y, además, hay un sinfín de formas en las que los océanos son proveedores de sostenibilidad para las comunidades.

Espero realmente que esta Conferencia impulse esto. Mantendremos un diálogo interactivo sobre la economía azul sostenible: es decir, tenemos que pensar en la pesca, en la biodiversidad, así como en toda la riqueza que hay en el fondo del mar.

El océano proporciona una enorme riqueza de la que todos podemos beneficiarnos, pero tenemos que ser muy cuidadosos, actuar con cautela para no interferir con los delicados ecosistemas. Debemos ser conscientes de los problemas de contaminación y asegurarnos de que recibimos con las manos abiertas toda esa riqueza marina, proporcionando al mismo tiempo todos los cuidados que necesitan los océanos.

Martin Kimani: Kenya ha dado prioridad al uso sostenible de los océanos y de los recursos de la economía azul como parte de nuestra Visión 2030. Kenya es una frontera económica emergente, y se espera que la economía azul contribuya a nuestro desarrollo económico a través de la seguridad alimentaria y nutricional, el desarrollo costero y rural y los ingresos a largo plazo de las cadenas de valor acuáticas, el transporte marítimo y el turismo.

Además de los esfuerzos nacionales, Kenya es también un socio predispuesto en la comunidad regional e internacional para desarrollar una posición común sobre cómo abordar las amenazas y desafíos relacionados con los océanos. Dos tercios de las aguas mundiales se encuentran en zonas fuera de la jurisdicción nacional de las zonas económicas exclusivas. Esto requiere, por supuesto, que trabajemos conjuntamente para coordinar el intercambio de conocimientos y datos y la financiación del desarrollo.

Las islas Seychelles en África se han comprometido para proteger a su biodiversidad marina.

ICS/Craig Nisbet
Las islas Seychelles en África se han comprometido para proteger a su biodiversidad marina.

Noticias ONU: El papel de la juventud será fundamental en Lisboa, con jóvenes emprendedores que trabajan en soluciones innovadoras, basadas en la ciencia, para problemas cruciales, una parte fundamental del diálogo. ¿Cómo ven la participación e implicación de los jóvenes en la salvación de nuestros océanos?

Martin Kimani: En reconocimiento del papel de los jóvenes, organizaremos el Foro de la Juventud de los océanos, un evento especial al margen de la Conferencia que proporcionará una plataforma para la toma de acción por los océanos y la aplicación de soluciones a escala dirigidas por los jóvenes para abordar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 14. Debemos proporcionar un espacio para que los jóvenes participen y contribuyan al rápido crecimiento del sector de la economía azul.

El desempleo, sobre todo en la costa de Kenya, predispone a muchos jóvenes a la delincuencia, las drogas y la radicalización hacia el extremismo violento que conduce al terrorismo.

Las Unidades de Gestión de Playas, que trabajan a nivel comunitario reclutando a jóvenes con formación académica y no académica, les proporcionan formación en materia de conservación y crean pequeñas oportunidades de empresa social e ingresos regulares en la acuicultura.

El Gobierno de Kenya también se ha comprometido a educar y motivar a los jóvenes en el ámbito marítimo para promover los beneficios comerciales de los recursos oceánicos.

Ana Paula Zacarías: Hemos visto la relevancia de la participación de los jóvenes en todo lo relacionado con la acción climática. Creo que las jóvenes generaciones tienen muy claro el desafío que esto supone para sus vidas, para su futuro y para la vida de sus hijos.

Así que es absolutamente necesario involucrar a los jóvenes también en la conversación sobre el uso sostenible de los océanos. Como ha mencionado el embajador Kimani, el Foro de la juventud servirá como lugar de encuentro para la innovación, donde pretendemos reunir a todos los jóvenes de diferentes áreas de conocimiento y de actuación y facilitarles la oportunidad de pensar de manera innovadora sobre los océanos y su relevancia.

Es vital contar con jóvenes empresarios y jóvenes activistas del clima y los océanos. Pueden ser una gran contribución a esta agenda. Así que esperamos que su participación en este foro aporte soluciones que puedan ser utilizadas no solo por los gobiernos, sino también por la ONU.

Los embajadores Martin Kimani, de Kenia, y Ana Paula Zacarias, de Portugal, coanfitriones de la Conferencia de la ONU sobre los Océanos en Lisboa.

ONU/Mark Garten
Los embajadores Martin Kimani, de Kenia, y Ana Paula Zacarias, de Portugal, coanfitriones de la Conferencia de la ONU sobre los Océanos en Lisboa.

Noticias ONU: La Conferencia de este año también determinará las aspiraciones del Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible. ¿Cuáles son los próximos pasos, para asegurar que seguimos trabajando por un océano saludable, después de Lisboa?

Martin Kimani: La ciencia nos dice que los océanos son fundamentales para el futuro de la humanidad y que las actividades humanas son la mayor amenaza para el bienestar del océano. Seguimos sometiendo a los sistemas oceánicos a un inmenso estrés que pone en riesgo las enormes oportunidades y el potencial de los recursos oceánicos.

Las naciones deben comprometerse con un mecanismo mundial urgente y un marco de aplicación con plazos definidos que esté respaldado por pruebas científicas y que obligue a los países a encontrar el equilibrio entre la conservación y la explotación, haciéndoles responsables de sus acciones.

Asimismo, necesitamos inversiones en investigación científica que contribuyan a la seguridad alimentaria y nutricional mundial, a la planificación del espacio marítimo y a la gestión del cambio climático.

Como he dicho, la Conferencia sobre los Océanos servirá de baremo de nuestras aspiraciones para lograr un cambio transformador. El mundo necesita urgentemente buenas noticias para dar esperanza a las poblaciones que gimen bajo el peso de una pandemia, las guerras y los efectos del cambio climático. Deben ver nuestra reunión de Lisboa como una antorcha que ilumina el camino hacia una acción multilateral eficaz e impactante. Kenya hará todo lo posible para que esto ocurra.

Ana Paula Zacarias: Efectivamente, tanto para nosotros como para nuestros amigos de Kenya, acoger esta Conferencia como anfitriones constituye una gran tarea. En un momento en el que la marea está subiendo, como se nos recuerda a menudo, este es el momento de hablar de los océanos y de discutir todos estos factores en el contexto del clima, el desarrollo sostenible, la migración y la seguridad.

Por ejemplo, cuando contemplamos la situación de varias islas del Pacífico, vemos las dificultades a las que se enfrenta la población, y las posibilidades de que aumenten los conflictos debido a los retos a los que se enfrentan, al disponer de menos recursos.

Esta Conferencia es el segundo gran evento que se organiza sobre este tema, y esperamos que al menos haya otro, y que se organice una tercera conferencia en el contexto del Decenio de las Naciones Unidas para las Ciencias del Mar .

Además, en el marco de las negociaciones sobre la biodiversidad del cambio climático, tanto la Conferencia de la ONU sobre el clima como el Convenio sobre la Biodiversidad mantienen reuniones ahora, por lo que necesitamos recabar todos estos elementos y ser capaces de seguir trabajando no en silos, sino de manera holística, para que todas estas agendas puedan trabajar al unísono. Esto es fundamental si queremos un mundo mejor, un mundo más seguro, un mundo más sostenible para las generaciones futuras.

*El carbono azul es el carbono capturado por los ecosistemas oceánicos costeros del mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.