• August 4, 2022

Empresas de bienes de consumo adaptan su oferta con nuevas marcas y tamaños de envases en previsión de una posible recesión económica

Empresas de bienes de consumo adaptan su oferta con nuevas marcas y tamaños de envases en previsión de una posible recesión económica

Las empresas de bienes de consumo están lanzado nuevos productos asequibles con diferentes tamaños de envases y promocionando artículos de menor precio para atraer a compradores cada vez más cautelosos mientras se preparan para una posible recesión económica, señala un informe publicado por The Wall Street Journal.

Según datos de la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio de EE.UU., la economía del país norteamericano se contrajo por segundo trimestre consecutivo, lo cual técnicamente constituye un indicador informal de recesión económica, en parte porque el gasto del consumidor se desaceleró en medio de la creciente inflación.

Mientras tanto, las ganancias trimestrales de los fabricantes de artículos de uso diario, desde bocadillos hasta productos de cuidado personal, han mostrado cierta moderación o disminución en los volúmenes de ventas a medida que las empresas aumentan los precios para compensar los costos más altos.

“La amenaza de la recesión está comenzando a afectar a la confianza del consumidor y a cambiar los patrones y comportamientos de gasto“, dijo Alan Jope, director ejecutivo de Unilever, fabricante de marcas como Axe, Magnum o Hellman’s, en la presentación de los resultados del primer semestre del año fiscal 2022.

Asimismo, la compañía Procter&Gamble señaló que los consumidores están agotando los productos que almacenaron durante la pandemia y están retrasando la reposición de suministros. La empresa, propietaria de Ariel o H&S, entre otras marcas, pronosticó que el crecimiento de la industria de bienes de consumo se desacelerará en un punto porcentual o más desde el 5 % del último año fiscal.

Mientras, ejecutivos de empresas como Danone o Kimberly-Clark Corp., fabricante de los pañales Huggies o Kleenex, comentan que han estado observando los datos de los compradores y preparándose para un posible descenso.

En este contexto, Unilever ya ha lanzado en EE.UU. versiones en envases más asequibles por onza del desodorante Degree y el champú Suave, mientras mantiene precios estables para los tamaños pequeños de otras marcas como el jabón Dove. Asimismo, introdujo nuevas variantes de marcas de cuidado personal, incluidas algunas ‘premium’ para llegar a los consumidores que han reducido sus visitas a los salones de belleza.

La compañía ha estado trabajando para optimizar mejor su contenido en línea para las búsquedas, incluida la modificación de los nombres de algunos productos, detalló Bracey, explicando que durante las recesiones los consumidores realizan menos compras impulsivas y planifican listas de compras en línea.

Asimismo, las empresas de alimentos también han estado modificando sus marcas en previsión de una recesión, abasteciendo a algunas tiendas con refrigerios de precios económicos para atraer a los consumidores conscientes de los costos.

El gerente general de Kimberly-Clark, Miguel Hsu, destacó que la compañía tiene “una serie de movimientos” para impulsar envases más pequeños. Sin embargo, precisó que están siendo “muy conscientes” de no ir demasiado en esa dirección, ya que muchos consumidores “todavía están buscando una mejor calidad y ‘premiumización'”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.