• June 18, 2022

Hoteles refugio para mujeres que sufren la violencia doméstica en México

Hoteles refugio para mujeres que sufren la violencia doméstica en México

Flor es mujer y madre de 26 años con un bebé de cuatro meses. Ambos fueron víctimas de violencia familiar. Después de recibir golpes y amenazas de muerte por parte de su maltratador, y de no saber qué hacer para salvar a su hijo y a ella misma, decidió denunciarlo.

Fue entonces cuando recibió ayuda por parte del Programa de Apoyo a Instancias de Mujeres de las Entidades Federativas del Gobierno Federal, que la llevó a conocer los hoteles refugio puestos en marcha con el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Quienes venimos de una violencia familiar sentimos que no valemos, porque a diario nos lo restriegan: Tú no vales nada, quien te va a querer. Poco a poco en nuestro corazón nos lo vamos creyendo”, se desahoga Flor, quién pide omitir su nombre real para este reportaje.

La ayuda que recibió Flor está inmersa en una estrategia conjunta del sector público, el privado UNICEF y el UNFPA, para proporcionar alojamiento gratuito y temporal en hoteles a mujeres, niñas, niños y adolescentes víctimas de la violencia doméstica.

La ayuda incluye la alimentación, la atención psicosocial y la entrega de enseres personales, que cubren las necesidades básicas mientras se localizan redes de apoyo u otros refugios más permanentes para su protección.

Patricia Bordier Morteo, de UNICEF México, explicó para Noticias ONU que el programa está sostenido por el Gobierno Federal, a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia en México (Conavim), el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), organizaciones, y hoteles Grupo Posadas y City Express.

Para recibir el apoyo del hospedaje gratuito, las mujeres deben llegar a los hoteles a través de alguna de estas instituciones.

Cecilia y sus hijas reciben la comida en su habitación donde se hospedan, como parte del programa de Estrategia de Alojamiento Temporal del que participan.

Balam-ha Carrillo
Cecilia y sus hijas reciben la comida en su habitación donde se hospedan, como parte del programa de Estrategia de Alojamiento Temporal del que participan.

Salir de violencia y valorarse

Nos interesa dar a conocer que sí hay opciones de salir de los círculos de violencia en los que se encuentran. Muchas personas que han estado, nos expresaron que lo más importante de su estadía es que saben que merecen algo mejor. Eso es un cambio abismal. Como dice Flor, esto las hace sentir que valen y las hace buscar una vida nueva”, explicó Patricia.

La estrategia se ha implementado en tres fases. Durante la primera fase se atendieron personas de Ciudad Juárez, Chihuahua, Ecatepec, Naucalpan, Celaya, y Aguascalientes. En la fase 2, en Ciudad de México, Saltillo, Mérida, Tijuana, Guadalajara, Puebla, y Pachuca. Y la fase 3 se implementó en Morelia, Oaxaca, Xalapa, Cuernavaca, Hermosillo, y Monterrey.

Afortunadamente somos una partecita en todo ese entramado institucional, entre todas las organizaciones que las atienden, somos una alternativa. Pero para nosotros es muy importante poder dar este espacio de paz y seguridad para estas familias que han vivido momentos o incluso años de violencia”, manifestó Patricia.

Y gracias a ese apoyo, el proceso para Flor pudo ser más llevadero, terapéutico y rehabilitador.

Ella cuenta que, desde que se hospedó en el hotel refugio, le dieron apoyo, la abrazaron, escucharon, y orientaron para poder salir adelante y reincorporarse a una vida social sin miedo a que su agresor regrese.

Me hospedé aquí en el hotel por parte del Programa de Apoyo a Instancias de Mujeres de las Entidades Federativas, en dónde me dieron el apoyo como mujer maltratada o en riesgo de violencia familiar. Ellos me consiguieron una red de apoyo, lo más segura posible, para que yo pueda trasladarme a ese lugar y alejarme de mi agresor. Gracias a ello ahora tengo otra mentalidad, porque estos días que he estado aquí me han ayudado a encontrarme; más que nada para pensar que, yo como mujer, valgo más que cualquier otra persona, y que mi hijo también vale más”, aseguró. 

Para lograr esto, la UNICEF y UNFPA realizaron una alianza muy fuerte con Grupo Posadas, que después de implementar la estrategia, se dio cuenta de la gran necesidad de actuar desde el interior de la empresa, por lo que se comprometió a hacer una campaña interna en sus más de 120 hoteles, con el tema de prevención y eliminación de la violencia familiar.

El otro gran aliado es el Gobierno en sus distintos niveles que, a través de las instituciones que se encargan de ayudar a las mujeres que viven esta situación, y quiénes, por ley, son los garantes de su seguridad y la de sus familias.

Tenemos más de 50 instituciones municipales, estatales, y federales que están participando en la estrategia, ya que nos encontramos en 19 estados del país. Es una red institucional muy amplia”, señaló la representante de UNICEF.

La hija mayor de Cecilia intentando tomar en brazos a su hermanita en la cama.

Balam-ha Carrillo
La hija mayor de Cecilia intentando tomar en brazos a su hermanita en la cama.

Gema y Marcela, el mensaje de otras víctimas

Gema, tiene 39 años, y también pudo recibir hospedaje por parte de un hotel refugio. A pesar de todo lo que vivió al lado de su expareja, encontrar un espacio en dónde pudo sentirse segura, fue esperanzador; por lo que envía un mensaje a todas las mujeres que estén sufriendo violencia de cualquier tipo por parte de su agresor.

No tenía conocimiento de que existía este tipo de apoyo, es una muy buena experiencia que tenemos que vivir las mujeres que pasamos por una situación de violencia familiar, porque no estás sola, no solo está tu familia, hay alguien más. Es una oportunidad que todas deben de tomar”, aseguró.

Marcela también es madre y también fue víctima de su expareja y contó a Noticias ONU que después de sufrir la violencia y el abuso al que estaba sometida, recibió ayuda por parte del Gobierno Federal, que la llevó a los hoteles refugio, momento que le cambió la vida.

Ella y su hijo recibieron ayuda psicológica, lo que le ayudó a reconocerse, amarse, y a dar los pasos necesarios para salir del círculo de violencia en el que estuvo inmersa durante tantos años de su vida.

En ese punto, mi hijo depende de mí y el valor que él tenga se lo voy a dar yo. Y pues muchas gracias por eso. Y sé que, si alguna mujer está leyendo esto, que sepa que yo pasé por eso antes que ellas y ahora pienso diferente. Lo voy a hacer por nosotros y no por esa persona que nos hizo tanto daño y que, al final de cuentas, él sigue su vida como si nada. Nosotros también podemos, yo en lo personal también puedo. Muchas gracias”, cuenta.

Cecilia con sus dos hijas de 1 y 4 años de edad.

Balam-ha Carrillo
Cecilia con sus dos hijas de 1 y 4 años de edad.

345 mujeres entre 19 y 83 años

Actualmente, 345 mujeres, de entre 19 a 83 años, y 436 niñas, niños y adolescentes, y 11 acompañantes, han encontrado lugar seguro en alguno de estos refugios al huir de la violencia de género o violencia en el hogar.

Sí estás siendo víctima de violencia de cualquier tipo y no sabes qué hacer, puedes acudir a alguna de las instituciones públicas protectoras de tus derechos, en dónde te canalizarán a uno de estos hoteles refugio, recomiendan desde las agencias de la ONU.

Leave a Reply

Your email address will not be published.