• June 23, 2022

La Corte Suprema de EE.UU. certifica en un fallo histórico la mayor expansión del derecho a portar armas en más de 10 años

La Corte Suprema de EE.UU. certifica en un fallo histórico la mayor expansión del derecho a portar armas en más de 10 años

La Corte Suprema de Estados Unidos ha fallado este jueves en contra de una ley de tenencia de armas en el estado de Nueva York que restringía el derecho a portar armas en público y exigía que se demostrara una necesidad particular para llevar una pistola.

Aprobado por seis votos contra tres, el histórico fallo que anula la ley neoyorquina es el más importante sobre posesión de armas en más de una década. La última vez que la Corte Suprema emitió una decisión relevante en esa materia fue en 2010, mientras que en otro fallo de 2008 los jueces fijaron el derecho nacional a tener un arma en casa con motivos de defensa propia.

La certificación del tribunal del derecho fundamental de los estadounidenses a portar armas de fuego en público —decisión que impide a los estados restringir ese derecho—, se traducirá en que más personas puedan llevar pistolas legalmente en las calles de grandes ciudades, como Nueva York, Los Ángeles o Boston.

El juez Clarence Thomas argumentó que la Constitución protege “el derecho de un individuo a portar un arma de fuego en defensa propia fuera del hogar” y que, por lo tanto, el requisito de la legislación para obtener una licencia que permita portar las pistolas en público viola la Segunda Enmienda, que defiende el derecho a tener y a portar armas.

Alrededor de una cuarta parte de la población de EE.UU. reside en estados que podrían verse afectados por el fallo de la Corte Suprema. California, Hawái, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island tienen leyes similares que, probablemente, serán apeladas como resultado del fallo.

La decisión judicial llega en medio del incremento de la violencia armada y en un momento en que los congresistas tratan de promover un mayor control sobre las armas de fuego.

El presidente Joe Biden reconoció estar “profundamente decepcionado” por el fallo de la Corte Suprema porque —dijo— “contradice tanto el sentido común, como la Constitución”. Asimismo, subrayó que, después de los recientes tiroteos masivos en Búfalo y Uvalde que estremecieron al país, se debe hacer más, y no menos, para proteger a la sociedad de la violencia con armas de fuego.

“Como reconoció el difunto juez [de la Cortre Suprema, Antonin] Scalia, la Segunda Enmienda no es absoluta. Durante siglos, los estados han regulado quién puede comprar o poseer armas, los tipos de armas que pueden usar y los lugares donde pueden portar esas armas. Y los tribunales han defendido estas regulaciones”, escribió en un comunicado, en el que insta a los estadounidenses de todo el país a que hagan oír su voz sobre la seguridad, ya que “hay vidas en juego”.

Al respecto, la psicóloga y activista social Anahí Rubin subrayó a RT que las consecuencias de leyes como esta se reflejan cada vez más en el miedo de la población al ir a las escuelas o viajar en el transporte público.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.