• June 29, 2022

Ningún país quedará intacto si no se detiene la guerra en Ucrania, advierte la ONU

Al 26 de junio las dependencias de la ONU han registrado 10.631 bajas civiles en Ucrania: 4731 muertos y 5900 heridos, informó este martes secretaria general adjunta para Asuntos Políticos al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

En una sesión del máximo órgano resolutivo sobre Ucrania, Rosemary DiCarlo agregó que esas cifras responden a incidentes verificados, aclarando que los números reales son más elevados.

Además de las muertes, en las últimas semanas se ha producido gran devastación, con ciudades y pueblos arrasados y gran parte de la tierra cultivable destruida por los bombardeos, apuntó.

“Y este horrible conflicto, una fuente abierta de inestabilidad en Europa, no tiene visos de disminuir”, alertó.

La alta funcionaria se refirió específicamente al ataque con misiles supuestamente rusos a un centro comercial en Kremenchuk, en la región de Poltava, y pidió una investigación. En esa ocasión 18 civiles murieron y 59 resultaron heridos.

DiCarlo advirtió sobre las consecuencias funestas de esta guerra no sólo en Ucrania y en la región inmediata, sino mucho más allá del escenario bélico.

“La guerra está exacerbando la mayor crisis del costo de vida en una generación”, subrayó, citando al Secretario General de la ONU.

Recordó que las crisis de precios en los mercados mundiales de alimentos, energía y fertilizantes están aumentando, en un mundo que ya tiene suficiente con la pandemia de COVID-19 y el cambio climático.

Hace falta voluntad política

“Para hacer frente a esta amenaza multidimensional, se necesita ante todo una fuerte voluntad política en toda la comunidad internacional, al igual que un enfoque integral”, sostuvo.

Parafraseando una vez más a António Guterres, añadió que para quienes están sobre el terreno, el conflicto trae nuevos derramamientos de sangre y sufrimiento todos los días, mientras que para el resto del mundo, la guerra junto a las demás crisis, amenaza con desatar “una ola de hambre y miseria sin precedentes, dejando a su paso un caos social y económico”.

Ningún país o comunidad quedará intacto”, advirtió.

“El ciclo de muerte, destrucción, dislocación y perturbación debe detenerse. Por el bien de Ucrania, Rusia y el mundo entero”, puntualizó DiCarlo.

Muchas personas en Ucrania dependen de los alimentos proporcionados por la ONU y otras agencias.

© FMI/Brendan Hoffman
Muchas personas en Ucrania dependen de los alimentos proporcionados por la ONU y otras agencias.

Deterioro humanitario acelerado

En cuanto a las necesidades humanitarias en Ucrania, la responsable de Asuntos Políticos señaló que aumentan cada vez más e indicó que la ONU y sus socios trabajan en un plan de asistencia para la preparación para el invierno.

Precisó que más de 8,8 millones de personas han recibido algún tipo de ayuda humanitaria y servicios de protección desde el inicio del conflicto, detallando que al menos 16 millones precisan socorro.

Las mujeres, en particular, se enfrentan a inmensas dificultades en lo que respecta a la salud, la seguridad y el acceso a los alimentos, señaló.

No obstante las necesidades crecientes, el personal humanitario se topa con múltiples obstáculos para distribuir la asistencia, por ello, DiCarlo instó a todas las partes a ajustarse a sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario.

“Se deben tomar todas las medidas adecuadas para proteger a los civiles y la infraestructura civil”, enfatizó.

La titular de Asuntos Políticos citó también con preocupación la crisis de desplazamiento en Ucrania, la mayor del mundo en este momento con doce millones de personas, la cuarta parte de la población, huyendo de sus casas en busca de protección.

Las agencias especializadas de la ONU estiman la cantidad de desplazados internos en 7,1 millones de personas, y la de refugiados en toda Europa en 5,2 millones.

Zelenski pide investigación de la ONU

Tras la intervención de DiCarlo, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, se dirigió al Consejo de Seguridad en videoconferencia desde Ucrania para hablar sobre los daños de la guerra en su país.

Zelenski acusó a Rusia de la agresión y afirmó que lleva a cabo ataques indiscriminados en áreas civiles, cometiendo genocidio y sembrando muerte y destrucción.

El mandatario solicitó que la ONU realice un investigación de los crímenes cometidos y solicitó que no se permita la participación de Rusia en el Consejo de Seguridad mientras “continúa con su terrorismo”.

“Es imperativo establecer un tribunal que investigue todo lo que Rusia ha hecho a los ucranianos y es imperativa una definición del ´terrorismo de Estado´ por parte de las Naciones Unidas”, dijo y acotó que Rusia debe recibir sanciones por alterar el orden legal.

Un edificio destruido en Avdiivka, Donetsk, en Ucrania (foto de archivo).

© UNICEF/Ashley Gilbertson
Un edificio destruido en Avdiivka, Donetsk, en Ucrania (foto de archivo).

Ucrania quiere hacer del Consejo un pública para sus escenificaciones

Por su parte, el embajador alterno de Rusia ante la ONU, Dmitry Polyanskiy, respondió, en primer lugar, cuestionando la participación del mandatario ucraniano en la sesión, aseverando que no se celebraron consultas al respecto, transgrediendo así los métodos de trabajo del Consejo de Seguridad.

“Ya antes se le permitió dirigirse a este Consejo de manera excepcional y el país que ostentaba la presidencia en ese entonces, el Reino Unido, garantizó que se sentaría un precedente”, apuntó y añadió que ese órgano no debería convertirse en una plataforma para conseguir más armas de la OTAN.

Polyanskiy acusó a Ucrania de intentar convertir el Consejo de Seguridad en público de sus escenificaciones y rechazó las acusaciones contra su país, diciendo que Rusia no ha atacado blancos civiles.

Aseveró también que Ucrania continúa desinformando con propaganda, montajes y noticias falsas mientras que no menciona, por ejemplo, que utiliza a sus propios ciudadanos como escudos humanos ni los ataques mortales que lleva a cabo en Donbás.

Leave a Reply

Your email address will not be published.