La FDA aprueba un nuevo fármaco contra el alzhéimer

Un nuevo medicamento contra el alzhéimer fue aprobado este jueves por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), después de haber recibido una autorización acelerada el mes de enero.

Se trata de Leqembi, desarrollado por las farmacéuticas Eisai y Biogen, que ralentizaría el avance de la enfermedad que deteriora la memoria.

“La decisión de hoy es la primera comprobación de que un fármaco dirigido al proceso subyacente de la enfermedad de Alzheimer ha mostrado beneficios clínicos contra este devastador trastorno”, dijo la directora en funciones de la Oficina de Neurociencia del Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, Teresa Buracchio. “Este estudio confirmatorio verificó que es un tratamiento seguro y eficaz para pacientes con alzhéimer”, agregó.

El medicamento, que ya había recibido la aprobación acelerada por parte de la FDA, reduce las placas amiloides que se forman en el cerebro, un rasgo fisiopatológico característico de la enfermedad.

Por otro lado, los efectos secundarios más frecuentes registrados por el uso de Leqembi fueron dolor de cabeza, reacciones infusionales y anomalías relacionadas con el amiloide (ARIA).

¿Una cura contra el alzhéimer?

Según la Asociación del Alzhéimer, Leqembi es el segundo medicamento aprobado que cambia el tratamiento para la enfermedad. El primero, aducanumab, se aceptó el pasado mes de junio y fue aprobado como fármaco después de casi 20 años.

Leqembi no se considera una cura para el alzhéimer, ya que su propósito es retrasar la progresión de la enfermedad al ser detectada en etapas tempranas. Además, no hay evidencia de que el fármaco pueda restaurar o revertir la memoria.

Inicialmente, un tratamiento anual con este medicamente en EE.UU. se estimó en 37.000 dólares, pero ahora oscila los 26.500 dólares a un coste de adquisición al por mayor, según la farmacéutica Eisai.

Related posts

La resonancia magnética más potente del mundo muestra sus primeras imágenes.

Habla el receptor del primer trasplante de riñón de cerdo del mundo.

Una de las enfermedades de transmisión sexual más antiguas aumenta su impacto en EE.UU.