Una universidad sorprende con su advertencia a estudiantes consumidores de drogas.

La Universidad de Exeter, ubicada en el condado de Cornualles (Reino Unido), ha advertido a los estudiantes que consumen drogas sobre la circulación de heroína “contaminada”informó el sábado The Telegraph.

“Hemos tenido conocimiento de un aumento en el número de casos de sobredosis de drogas en la zona de Falmouth y Penryn en los últimos días”, cita el diario un mensaje dirigido a los estudiantes del campus de la ciudad de Falmouth. Se afirma que algunas drogas, entre las que también se incluyen las llamadas ‘benzodiacepinas callejeras’, fármacos que pueden contener sedantes o calmantes pero que no han sido recetados por un médico, habían sido contaminados.

El centro educativo aconsejó a los estudiantes que “lo ideal es que eviten usarla solos, o que lo hagan en un lugar en el que se les pueda encontrar, o que utilicen una ‘buddy app’ (aplicación para buscar amigos) si no hay alternativa”. Además, recomienda que lleven siempre consigo un teléfono y al menos dos dosis de medicación de reversión de sobredosis.

Por su parte, una estudiante expresó su decepción por la advertencia, quejándose de que el mensaje no condenaba el consumo de drogas. “Creo que es terriblemente irresponsable de su parte [la Universidad de Exeter] no decir a los estudiantes que no deben tomar drogas de clase A, y que tomarlas es completamente ilegal”, dijo.

A su vez, un portavoz de la Universidad de Exeter señaló que la advertencia se emitió en respuesta a las peticiones de los grupos de apoyo para personas con problemas de abuso de sustancias en Cornwall para informar a los estudiantes sobre la creciente prevalencia de las drogas. “No aprobamos el consumo de drogas y tenemos tolerancia cero con cualquier comportamiento delictivo o antisocial relacionado con las drogas, incluido el suministro de las mismas”, añadió.

Related posts

Acusan de violación sexual a un francés “inspirado” por ’50 sombras de Grey’.

Impactante derrumbe de una enorme carroza en plena procesión religiosa.

Más de 50 réplicas frente a las costas de Taiwán tras el fuerte terremoto.