• July 12, 2022

“No volveré a vapear en mi vida”: una joven acaba hospitalizada en dos ocasiones tras toser sangre y sufrir un colapso de pulmón repentino

“No volveré a vapear en mi vida”: una joven acaba hospitalizada en dos ocasiones tras toser sangre y sufrir un colapso de pulmón repentino

Una estudiante estadounidense compartió con sus seguidores en TikTok la aterradora experiencia de cómo el vapeo la dejó al borde de la muerte. Grace Brassel, de 23 años, explicó en una serie de videos, que no tardaron en volverse virales, que tuvo que ser hospitalizada en dos ocasiones al sufrir un colapso de pulmón repentino.

La joven se despertó una mañana con un fuerte dolor en las costillas y, tras empezar a toser sangre, fue llevada de urgencias a un hospital. Allí le realizaron una radiografía para confirmar el diagnóstico y los médicos le colocaron “un tubo enorme” en los pulmones para “succionar el líquido”. En uno de los clips asegura que el procedimiento le causó el “dolor más insoportable” que haya experimentado jamás.

Brassel precisó que el neumotórax espontáneo que sufrió, o con otras palabras, el colapso repentino de un pulmón sin causa conocida, se debió a una condición genética y al hecho de que sea alta y delgada, pero indicó que su hábito de vapear ayudó a empeorar su estado de salud. “Esto no sucedió directamente por el vapeo, pero el vapeo podría haberme matado”, aseguró.

Una vez dada de alta y cuando ya parecía que estaba fuera de peligro, la situación se repitió. Al poco más de una semana, Brassel volvió a escupir sangre y tuvo que someterse a una operación de emergencia después de que su pulmón colapsara por segunda vez.

“Luego tomaron una cosa muy áspera y afilada y entraron y me frotaron el pulmón y la costilla hasta que quedaron en carne viva e inflamados”, dijo. “Cuando me desperté de la cirugía, le pregunté a la enfermera si esto era la muerte, si me estaba muriendo“, aseguró. En esta ocasión, la joven pasó cuatro días hospitalizada, tres de ellos con un tubo introducido en los pulmones. Brassel comparó el dolor con la “tortura” y reiteró que “la única forma de describirlo es inhumano”.

Al compartir su caso, la estudiante espera que la historia se difunda e influencie en la conciencia de otras personas para que dejen de vapear y perjudicar su salud. “No volveré a vapear en mi vida”, prometió.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.